viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

PASADAS EDICIONES

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

Reabre el Santo Mauro

 

Aunque para muchos el vino castellano que lleva el nombre del santo es un palacio en sí mismo, y el gallego que también lo porta cuenta con su propia casa solariega, es en Madrid donde el nombre se convierte en hotel. Y precisamente ese hotel, el Santo Mauro, inaugura una nueva etapa tras una renovación que le adecúa para mirar hacia la innovación y el futuro sin perder ni un ápice de la personalidad singular de su pasado histórico como espectacular conjunto palaciego.

Antes de hotel fue residencia, la del influyente Duque de Santo Mauro y su familia. El palacio fue uno de tantos construidos por la nobleza y la alta burguesía españolas de finales de siglo XIX, coincidiendo con la expansión del espacio urbano y Madrid y el surgimiento de nuevos barrios en la capital.

De residencia, el Duque y los suyos dieron paso a que el palacio tuviera un uso diplomático, albergando diversas embajadas, hasta que en 1989 se rehabilitó, conservando su diseño de interior original y detalles únicos como la escalera modernista en el vestíbulo de entrada, el pequeño óvalo del patio, la antigua capilla y la biblioteca del duque. Nueve años más tarde, se unió al vecino palacete del conde de las Estradas para convertirse en el actual Hotel Santo Mauro, referente no sólo del confort, el lujo y la hospitalidad más tradicional en una de las zonas más aristocráticas y exclusivas de Madrid, sino de una forma de hacer hostelería de un modo artesano y pausado, un lujo sólo al alcance de los hoteles con alma.

Un alma renovada que persigue mantener la lujosa tradición del centenario establecimiento madrileño, que con esta remodelación ha preparado un perfecto escenario para que sus clientes tengan la mejor percepción y relación con la ciudad, atendiendo también sus gustos y necesidades con la más escrupulosa atención para que sus estancias se conviertan en una auténtica colección de experiencias inolvidables. 

Para ello, el hotel Santo Mauro ha mirado a su interior y a sus orígenes, para mostrar aquellos detalles capaces de potenciar esas virtudes decimonónicas que le distinguen de otras propuestas hoteleras en Madrid a fin de que alojarse en sus mejores habitaciones, comer en su biblioteca o disfrutar de un aperitivo en su codiciado jardín, sea un verdadero viaje al pasado que permita saborear pausadamente un lujo más propio de otros tiempos, asequible a un mayor número de personas hoy.  

Un viaje al glamour de la Belle Époque

 

El Palacio del duque de Santo Mauro se gestó en el siglo XIX y tuvo luz eléctrica en el XX, lo que, una vez transformado en hotel con alma, le ha permitido encontrar asiento tanto en el clasicismo decimonónico de su génesis como en el carácter inquieto, moderno e impetuoso surgido en los albores de la nueva centuria.

El resultado es que este renovado Santo Mauro ofrece una experiencia capaz de colmar las expectativas de los puristas de la tradición hotelera más clásica mientras son seducidos con propuestas innovadoras, y también dar satisfacción a los buscadores de nuevas perspectivas, de nuevas formas de disfrutar los tesoros de la ciudad, tentándoles con esa forma de ejercer la hostelería a la vieja usanza, con un ritmo pausado y plena atención a los pequeños detalles. Para ello, el hotel se sostiene sobre varios pilares diferenciales que aportan exotismo y singularidad a su propuesta, como su declarada intención de colmar a sus clientes a través de todos sus sentidos.

La propiedad consta de tres edificios y 49 habitaciones, entre las que hay diez suites con balcones exteriores con vistas a la exuberante vegetación del hotel. El renombrado interiorista Lorenzo Castillo ha sido el encargado de la transformación llevada a cabo en el hotel y quiso asegurar que el siguiente capítulo de este emblemático edificio honrase a su histórica herencia a través de una impresionante decoración de diseño tan opulento como limpio y auténtico, que asimismo refleja la inmejorable localización del hotel en el corazón de Madrid.

Impregnados de historia, los interiores del hotel evocan los de una casa de la nobleza española del siglo XVIII, en la que a menudo convivían diferentes estilos. Las distintas épocas coexisten en las estancias sin esfuerzo, desde la Biblioteca Inglesa Georgiana, con cálidas estanterías de roble y vibrantes terciopelos verdes y dorados, hasta el Salón Chino, que muestra una elegante mezcla de influencias orientales, con revestimientos de pared y telas con diferentes y ricos motivos chinos. Los sofisticados tonos de los muebles lacados en negro y oro y los retratos de la dinastía Qing adornan las paredes de toda la propiedad, haciendo un guiño al gusto decorativo de los antiguos e ilustres propietarios del edificio. En este sentido, el contexto permite a los huéspedes viajar al pasado, pero disfrutando de las comodidades de hoy.

 

 

Un destino hecho a la medida de los sibaritas

 

La propuesta gastronómica del renovado Santo Mauro es uno de los pilares de su experiencia, ya que el paladar es una de las vías de acceso más permeables para este original espíritu que impregna la nueva etapa del hotel. Enmarcada por estantes de libros, La Biblioteca es, en realidad, un espacio donde la lectura se realiza en la mesa, extrayendo de los platos y sus elementos todo un abecedario goloso con que construir nuevas historias, redactadas por el equipo del reconocido chef Rafa Peña, quien ha perfeccionado sus habilidades en algunas de las mejores cocinas del mundo y posee su propio y popular restaurante, Gresca, en Barcelona.

Peña se encargará del concepto culinario de La Biblioteca y El Jardín e introducirá menús inspirados en las comidas de las casas nobles con sensacionales menús degustación y homenajes al ritual español del desayuno tardío y la merienda, así como un homenaje a los platos de temporada. Como su nombre indica, La Biblioteca alberga libros y antigüedades de gran valor, y ofrece un ambiente acogedor de sofisticación sin complicaciones para servir a parejas, familias, amigos y grupos por igual. Desde la calidad de los ingredientes frescos hasta la presentación final del plato, ningún detalle es demasiado pequeño, por lo que resulta casi imprescindible complementar cada comida con los excepcionales vinos seleccionados por el Sommelier.

Quienes busquen una experiencia gastronómica más informal, podrán acudir a El Jardín, que ofrece una nueva e impresionante terraza al aire libre. Para tomar una copa después de la cena, el bar es el lugar perfecto para degustar los mejores cócteles y aperitivos.

Liebre a la royal, suquet de pescado, lubina en salsa verde de almejas se podrán degustar en La Biblioteca Gresca, mientras que en Gresca Wine Bar, se podrá degustar los platos más conocidos y aclamados del restaurante barcelonés de Peña, como su sándwich de trompetas de la muerte con yema de huevo. En los salones del Santo Mauro y en el jardín, Gresca ofrece su versión más desenfadada. Una propuesta informal ideal para aperitivo, afterwork o salidas nocturnas gracias a su cocina non-stop, con horario ininterrumpido de 13:00 a 23:00 horas.

Pero la eclosión de gustos no para ahí. Los placeres del paladar son el eje de más experiencias gastronómicas, entre las que se encuentran momentos especiales centrados en encuentros alrededor del vino y la música, o catas de productos de cerdo ibérico con un recorrido íntimo e informativo por las tradiciones culinarias españolas, en el que incluso los viajeros pueden participar de una clase magistral de corte de jamón mientras degustan este manjar y otras golosinas porcinas con auténtico sello español.

Además de para armonizar bocados, la música será un eje del Santo Mauro como compañía de vivencias. Cada estancia o visita al hotel tendrá el compás de las melodías más adecuadas, independientemente del género o el estilo, para ofrecer un fondo perfecto en cada momento del día. Para ello, el hotel ha recurrido al director artístico y reconocido músico y compositor Lucas Vidal, que ha comisariado la ambientación musical del hotel, una selección vibrante, cosmopolita y contemporánea en la que también tienen cabida actuaciones en vivo, una experiencia auténtica e inmersiva con la que estimular y mimar a todos sus huéspedes.

A pesar de ser un hotel urbano, ubicado en el madrileño barrio de Chamberí, lo verde es parte integral de la propiedad, que busca resaltar su belleza natural, complementada con sus árboles históricos que incluyen castaños centenarios, creando un entorno que invita a la relajación, la reflexión y la revitalización y a recuperar costumbres tradicionales capaces de encajar en la vida contemporánea.

Esto se ha logrado reconociendo los valores y características que ya poseía el jardín, un ejemplo de residencia particular aristocrática de aire europeo, para lo cual se han empleado elementos de la jardinería clásica, tales como tapices verdes, plantaciones alineadas, junto con un riguroso catálogo vegetal de flores, plantas y árboles repletos de significado y misticismo, lo que le hace idóneo para celebraciones especiales y cenas con glamour.

Esta tranquila escapada cosmopolita se completa con una piscina cubierta, perfecta para aquellos que quieran relajarse después de un día explorando el bullicioso centro de Madrid. Un nuevo spa y una zona de fitness se estrenarán como parte de la segunda fase de las renovaciones, que comenzarán en el verano de 2022.

Hotel lleno de historia, que se potencia en esta nueva era, ofreciendo también a los huéspedes la oportunidad de disfrutar de un exclusivo e íntimo recorrido por las dependencias del palacio, mientras se les ilustra con historias, anécdotas y secretos de la familia ducal y de la época en la que el edificio alojó diversas embajadas. Esta mirada al pasado concluye con una degustación del cóctel favorito del Duque, que ayudará a los huéspedes a contextualizar la visita y a estrechar lazos con esta ubicación única, desde la que se puede caminar, vivir y saborear a Madrid, con recorridos a pie por lugares emblemáticos y cercanos a la hospedería que conectan con el espíritu del Santo Mauro, madrileño y mundano, discreto y con alta autoestima. Ubicado en el aristocrático barrio de Chamberí, el hotel es puerta de entrada a las experiencias más exclusivas y deseadas de la capital española, encontrándose además a pocos pasos de atracciones culturales como el Museo Sorolla, los mejores espectáculos de danza y teatro en los Teatros del Canal o las exposiciones que alberga la estación de metro “Andén 0”.

Con el Santo Mauro se estrena también en Madrid la marca The Luxury Collection Hotels & Resorts, que forma parte de la cartera de marcas Marriott Bonvoy.

 

 

15 de diciembre de 2021. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomia - Más noticias de Vinos y Bebidas - Más noticias de Destinos - Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

DESTINO MADRID:

Reabre el Santo Mauro
 

Texto: Rosa Maria Gonzalez Lamas y fuentes externas. Fotos: Suministradas (C)