viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

CATA:

Duas Quintas Reserva 1999

 

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

PASADAS EDICIONES

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

Adriano Ramos Pinto, fundador de la casa que lleva su apellido, además de por sus buenos vinos de Oporto fue célebre por sus habilidades de márketing y por ser un pionero de la publicidad para los vinos de esta categoría, especialmente los destinados a mercados de exportación, como el brasileño, donde se su éxito fue tan grande que se le convirtió casi en un héroe nacional.

Sin embargo, ninguno de esos talentos publicitarios y estratégicos habló tan claro como sus vinos en copa. Con el tiempo, a aquellos iniciales vinos de Oporto la casa Ramos Pinto añadió otros vinos de mesa del Douro donde se originaban los primeros, siendo también una de las primeras bodegas en elaborar vinos tranquilos, cuando el cambio de regulaciones en la región hizo posible que estos comenzaran a potenciarse como categoría en la década de 1990.

Por eso, el poder probar vinos de esa etapa inicial es casi una oportunidad no solo de conocer su evolución en botella, sino de saborear un momento histórico de la región, cuando eran aún pocos quienes elaboraban vinos de mesa, lo que hace que hoy día siga siendo bastante excepcional hallar botellas de aquellos tiempos.

Es el caso de este Duas Quintas Reserva 1999, una verdadera joya aún con recorrido por delante.

Duas Quintas es el nombre que varias generaciones después se otorgó a un vino que ensamblaba uvas de dos quintas diversas en dos distintos puntos del Douro Superior: Ervamoira, un viñedo plantado de manera concienzuda y moderna, y Bons Ares, en la misma zona, aunque con suelo y altitud diversa.

Este es un vino, amén de delicioso, verderamente emocionante. Aún de intenso color violáceo con ribetes color chocolate, este tinto duriense sorprende, además de por su alta capa, por su viveza y sorprendente juventud en boca para sus casi 20 años.

Ensamblaje de 2/3 touriga nacional y un restante tinta barroca, su compleja nariz se revela muy floral y mineral con diáfanos recuerdos a lavanda, violeta y grafito, seguidos de matices a fruta oscura con reminiscencias a ciruela en almíbar y frambuesa madura, regaliz, sotobosque, tonos torrefactos a cascarilla de café, un punto de sirope de chocolate, toffee, almendra y hasta una pizca de tufo de reducción que desembocan en los matices tostados de la barrica.

En boca es fresco, con buena acidez, taninos aún presentes, y una inconfundible sensación terrosa con tonos de hierro que le añaden a su complejidad, especialmente cuando se toma en cuenta que apenas tiene un 12% de alcohol por volumen. Un vino memorable, inolvidable.

Más sobre Ramos Pinto.

 

11 de octubre de 2018. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Vinos y Bebidas 

Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

Rosa Maria Gonzalez Lamas. Foto: Viajes & Vinos (C)