viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

Postales del Douro

Gerações de Xisto

El xisto es la esencia pura y dura del Douro portugués, un suelo que matiza lo que crece en él y protagoniza el terruño de casi toda la región. A poco de llegar a la frontera con España, Vila Nova de Fôz Coa, uno de los pueblos que casi rayan el extremo oriental del Douro Superior, una de las tres zonas en que se fragmenta la denominación de origen, también es un santuario de xisto, y allí este suelo, las uvas y la visión de una generación vinculada con la elaboración de vino como cosa natural, elabora dos tintos, un blanco y un aceite de oliva virgen extra, para los cuales ha definido como marca su propia identidad: Gerações de Xisto.

Nacido del compromiso con la naturaleza y el territorio de dos familias que elaboran vino y aceite, éste es uno de los más jóvenes proyectos de esta región portuguesa en fundir ambos productos, lo que representa el compromiso de las nuevas generaciones hacia sus orígenes durienses y pretende honrar y resaltar el paisaje y herencia del Douro Superior.

La amistad de sus generaciones más jóvenes, representadas en Frederico Lobão y Paulo Grandão, es el puente que vinculó en la producción de aceite y vino a dos familias de la región. El proyecto se estrenó en 2010 con la elaboración de Chousas Nostras, un laureado aceite de oliva extra virgen que nace de olivares centenarios con muy bajos rendimientos, pero aceitunas de muy alta calidad.

El Douro puede preciarse de probablemente ser la región de Portugal con mayor número de olivares centenarios, ya que otras regiones productoras de aceite fueron renovando sus explotaciones con el paso del tiempo. El hecho de que la actividad principal en el Douro siempre fuera el vino, dejó a la olivicultura en un segundo plano, lo que permitió preservar un patrimonio genético tan fantástico que incluso lo estudia el Proyecto Olea Senses del Instituto Politécnico de Bragança.

El Chousas Nostras es un aceite de oliva extra virgen premium, con seis variedades autóctonas de aceituna que se cultivan de manera biológica. En una extensión de unas 15 hectáreas se cultivan las variedades cobrançosa, verdeal trasmontana, madural, carrasquenta, cordovil de Castelo Branco y la bical de Castelo Branco, que se recogen de manera manual entre octubre y noviembre, respetando los métodos agrícolas tradicionales y las exigencias del olivar tradicional, como parte de la vocación del proyecto de crear un futuro del respeto al pasado, la tradición y los valores de sus jóvenes propietarios, extrayendo nuevos aromas a los árboles centenarios, a fin de crear empleo y preservar la empresa rural.

Curiosamente, a la inversa de la mayoría de los productores en la región que comienzan elaborando vino y luego integran aceite de oliva a su quehacer comercial, Gerações de Xisto empezó elaborando aceite de oliva para abrir puertas en un mercado muy exigente, convirtiendo de este modo al aceite de oliva en plataforma para luego producir y presentar vinos.

Así que tras el aceite, en 2012 llegó su primer vino, Vales Dona Amélia, su tinto top que escribe en su nombre el de Lucinda Amélia da Silva de Sousa Grandão, matriarca cuyas enseñanzas y tesón sirvieron ya de inspiración a los creadores del proyecto. Una producción que funde Touriga Nacional, Touriga Franca y Tinta Roriz y que apenas alcanza las 2,500 botellas.

Con un par de añadas a cuestas queda ya definido el perfil del vino, como un tinto fresco, redondo, afrutado y de trago fácil que invita a la próxima copa. Es la enseña de la casa, vinos hedonistas, concebidos para el placer prolongado en cada sorbo. Además de ello, el Vales Dona Amélia persigue una consistencia organoléptica de añada en añada, con raza y sentido de origen que, de su cosecha fundacional, revalidó en la de 2014, mostrando para esta última un Vales Dona Amélia con bastantes matices aromáticos como la fruta de baya oscura, los tostados, el toffee, la vainilla, el sotobosque, los balsámicos, abundante regaliz, talco, profusa, lavanda, romero, cedro, delicado café y especias como la nuez moscada y la canela. En boca tuvo buena acidez, con un final especiado y un pase por boca muy fresco y aterciopelado, invitando a la siguiente copa.

La añada 2017, con nueva etiqueta, destacó mucho las notas del terroir mineral del vino, con recuerdos aromáticos a grafito y violeta, además de fruta de baya oscura, como las moras o blueberries e incluso notas cítricas a naranja. Este envejeció por 15 meses en barricas de madera de segundo año y evidenció su mayor complejidad, anticipando un vino que se tornará más fino y frutal. La bodega contempla elaborar un blanco bajo esta etiqueta.

Con la añada 2017 la bodega decidió incursionar también de manera experimental con los blancos durienses que tan fuertemente vienen sonando en el mercado del vino y de los que hemos ido constatando un mayor crecimiento. El Gerações de Xisto 2017 Branco 2018 sumaba 90% Rabigato y 10% Arinto, mezlados en la propia viña, que luego de vinificarse no tomaron contacto con la madera y resultaron en un blanco que al catarlo por primera en 2018 tenía un bouquet finamente mineral con un velo de humo y sílex, notas a flores blancas, abundantes anisados, caramelo de eucalipto, jengibre, con un pase por boca fresco, con chispa y buen volumen. Dos años después, el Gerações de Xisto 2018 Branco mantuvo su perfil mineral y fresco, con buena acidez, pero matices más ahumados y rústicos, aunque con percepción de gran pureza. El tiempo ha favorecido a este vino que regala más aromas florales y notas más melosas, en un vino con más volumen, más envolvente y exuberante, con agradable acidez, percepción de salinidad, fácil trago y un porte mucho más gastronómico.

Positivo y negativo de un mismo retrato de xisto y del potencial de Vila Nova de Foz Côa   ---una región que los hacedores del vino piensan pronto va a descollar en materia de viña---   son este blanco, con cinco mil botellas de producción, y un contraparte tinto, el Gerações de Xisto Tinto, con diez mil. Este vino procede de viñas más jóvenes y es un cóctel de Touriga Nacional, Tinta Roriz y un mayor contenido de Touriga Franca. De trago fácil y muy afrutado con recuerdos a frutas de baya, su añada 2017 deja una sensación de un leve toque de madera en nariz y una buena hechura en el paladar, con buen volumen en boca, redondez y trago muy fácil, lo que invita a seguir bebiendo.

 

9 de abril de 2020. Texto revisado de la publicación original de 21 de abril de 2018. Todos los derechos reservados ©

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Vinos y Bebidas

Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Rosa Maria Gonzalez Lamas. Foto: Viajes & Vinos (C)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA DE PASADAS EDICIONES

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS: