viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

El espíritu millennial de la Ribera del Duero

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

 

 

La Alegría de Valtoñar Rosado 2017

Bodega Valtoñar

Enólogo: Alfonso Rioja López

Nacido en 1983 y apasionado del vino y la viticultura, Alfonso Rioja López es director y enólogo de esta bodega familiar que tiene su eje en Anguix, donde las raíces vitícolas de la familia se remontan al siglo XVII, y a partir 2004 desarrollan un proyecto de bodega empleando uva propia. El nombre Valtoñar proviene de un paraje de la Ribera del Duero donde el cultivo de la vid se remonta hasta tiempo inmemorial. 

Éste es un rosado intenso, casi tinto, que ensambla 90% tempranillo y 10% merlot. Afrutado y floral, en boca este rosado joven es fresco y agradable, estrenándose ligero pero luego ganando volumen y untuosidad en boca, sin perder su chispa. La bodega se enfoca en vigilar y cuidar exquisitamente de la viña, haciendo una selección de uva con altos estándares de calidad y elaboración de vinos con personalidad propia y apetecibles a todo tipo de clientes. El vino se fermenta con levaduras autóctonas y permanece dos meses en contacto con sus lías.

 

Alvides 3ra Generación 2015

Bodega Casado Alvides

Enólogo: Héctor Casado

Nacido en 1990 y miembro de la tercera generación de la familia, Héctor Casado cree que los vinos son diferentes sólo cuando reflejan en su contenido el carácter de su creador. 

Éste es un 100% tempranillo de cepas muy viejas (más de 80 años) que realiza maloláctica y crianza (14 meses) en barrica de roble francés. En nariz se estrena con intensos matices a café y tostados que, aunque no se aplacan, luego van evolucionando para revelar también tonos afrutados a mora e incluso notas cítricas a naranja. En boca aún tiene astringencias por pulir, y muestra un fin persistente. La bodega echó andar en 2001 en la localidad burgalesa de Villalba de Duero, donde la tempranillo es reina absoluta de sus 17 hectáreas en propiedad.

El Secreto de María 2014

Bodega Cooperativa Virgen Asunción

Enóloga: María Rosa Arranz

Un 100% tempranillo procedente de viña con más de setenta años que envejece en barricas de roble francés (60%) y americano (40%) y destaca por sus notas frutales más densas en nariz, con recuerdos a moras y frutas oscuras en convivencia con tonos tostados que van difuminándose en copa. Con astringencias aún por pulir. La bodega tiene seis décadas de trayectoria y 300 hectáreas de viña en el triángulo de oro de la Ribera burgalesa que le confieren un potencial para elaborar tres gamas de vinos, entre los que esta etiqueta se sitúa en lo más alto de su pirámide de calidad.

La enóloga es una apasionada del vino y del enoturismo. Su lema: “deja libre tu mente y tu espíritu y disfruta de sensaciones y recuerdos únicos que nos regala la vida alrededor de una copa de vino”. La bodega Virgen de la Asunción es una de las primeras de la Ribera del Duero.

41 Norte Boutique 14 meses 2014

Bodega 41 Norte

Enólogo: César Núñez Piedrahita

Un 100% tempranillo que se somete a una crianza de 14 meses en barricas de roble francés. Este tinto es un vino de cuerpo más ligero, con recuerdos a cereza, grosella, regaliz que dan luego paso a los matices de su crianza con vainillas y almendras. Un vino algo más pulido en boca, con mayor equilibrio y un fin especiado del que solo se elaboran cuatro mil botellas.  

Nacido en 1983, César Núñez 41 tiene un Máster en Viticultura, Enología y Sumillería y ha pasado por diversas bodegas de la Ribera del Duero donde desde muy joven se ha forjado una amplia experiencia que desembocó en 2012 en la fundación de suspropia bodega boutique. Bodega 41 Norte es una pequeña bodega familiar en Curiel de Duero que cuida exhaustivamente su viña para tranformar sus vides con elaboraciones de marcado carácer artesanal. Apenas dos añadas en el mercado y una producción inferior a 10 mil botellas.

Félix Callejo Viñedos de la Familia 2014

Bodegas Félix Callejo

Enólogos: José Félix Callejo y Noelia Callejo

Con este 100% tempranillo los Callejo extraen la estructura y potencial de guarda que manifiesta la uva en el terroir de Sotillo de la Ribera, pero también la tradición y conocimiento de una bodega familiar de la que son segunda generación. Un tinto de intenso color púrpura y mayor concentración, con una expresión frutal más discreta, con recuerdos a frambuesa, sotobosque, enebro, cuero y puntos tostados. Un vino con nervio, músculo y deseo de guarda, potente y a la par elegante que se va puliendo en copa concluyendo su pase por boca con un final electrificante. El vino se elabora con una estricta selección de uva de los viñedos tras analizar y catas las diversas parcelas, buscando uvas con gran concentración de aromas y un carácter diferenciado del resto del viñedo. Tras su vinificación envejece 15 meses en barrica de roble francés.

Tras años de intensa formación que aúnan la sapiencia de su padre y lo aprendido en otras importantes bodegas del mundo, Noelia Callejo comenzó su andadura profesional en 2005.

Pago de los Capellanes Reserva 2014

Bodega Pago de los Capellanes

Enólogo: Francisco Casas

Otro 100% tempranillo de esta bodega que se ha movido a velocidad acelerada en Pedrosa de Duero, reconocido como uno de los terroirs más interesantes de la Ribera del Duero. Este tinto de intenso color tiene buena carga frutal en nariz donde aparecen recuerdos a mora, cereza y grosella, además de notas a cuero y sensaciones de mayor madurez. Un vino tan listo para tomar como para guardar, equilibrado, mucho más pulido y con más gusto a fruta en el paladar, por donde se desliza sedoso, envolvente, largo y elegante.

Pago de los Capellanes Reserva 2014 es un vino elaborado con el viñedo que heredó el fundador de la bodega, Paco Rodero, de su padre Doroteo. Con aproximadamente unos 80 años, se trata de las parcelas más antiguas dentro de la finca. El vino envejece durante 14 meses en roble francés. 

Paco Casas es el enólogo al frente del equipo técnico de la bodega desde hace 20 años. Tras terminar sus estudios en Burdeos, se incorporó a las primeras vendimias de Pago de los Capellanes. Desde entonces, su trayectoria en la elaboración de vinos tintos ha sido reconocida por críticos y entendidos.

Sei Solo 2014

Bodega Sei Solo

Enólogos: Javier y Michael Zaccagnini

Creado en 2007, Sei Solo es el proyecto personal del bodeguero Javier Zaccagnini, al que luego se ha incorporado su hijo Michael. Este tinto de elaboración artesanal busca romper los esquemas del perfil más tradicional de la Ribera del Duero para decantarse por un estilo de elegancia y contención. Un 100% tempranillo de viñas viejas en La Horra, y con un ensamblaje meticulosos, Sei Solo 2014 es un vino fresco, pulido y sin astringencias que se aleja de las exuberancias y concentraciones para plasmar su finura con matices a mora y frutas de baya, y notas balsámicas a enebro. Un vino muy goloso en boca, donde la carga frutal se sostiene y el vino se desliza muy sedoso y elegante. La bodega pretende salir al mercado con ese perfil de vino más terminado, de ahí que haya decidido no embotellar el vino de la cosecha 2015. La bodega elabora una segunda etiqueta, Preludio de Sei Solo. 

Nacido en Madrid en 1989, Michael Zaccagnini estudió en la Universidad Politécnia de Madrid donde se diplomó en Tecnología de las Industrias Agrarias y Alimentarias, con especialización en Enología. Tras graduarse se trasladó a Borgoña y Burdeos para comenzar su andadura profesional, y posteriormente a Nueva Zelanda donde conoció las elaboraciones y características específicas de esta zona en el hemisferio sur. Regresó a España para asumir la dirección técnica de SEI SOLO Bodegas y Viñedos, donde desarrolla su trabajo desde hace cuatro años. Su objetivo: elaborar vinos auténticos, únicos y con personalidad propia.

Pruno 2013

Bodega Finca Villacreces

Enólogo: Lluís Laso

Un vino que conjuga tempranillo con un 10% de cabernet sauvignon, que envejece 12 meses en barricas de roble francés. A pesar de su publicitado reconocimiento por la prensa estadounidense especializada en vinos, este tinto se mostró plano, sin personalidad y carente de interés en el conjunto de la cata, revelando intensas notas especiadas y algún carácter vegetal, con poca expresividad frutal, que se marcó apenas con pizcas de recuerdo a guayaba. Finca Villacreces tiene orígenes que se remontan más allá del siglo XIX, aunque la elaboración de vino como proyecto comercial de bodega se inició a principios del XXI.

Licenciado en enología y nacido en 1976, Lluís Laso es un profesional con una larga trayectoria, habiendo trabajado en bodegas de Alemania y diversas denominaciones de origen españolas. Su lema: “Cuando elaboro un vino, mi máxima obsesión es mantener la expresión propia de la uva que se vendimia y que no deja de ser la representación de la zona donde nace. Es lo que hace peculiar a cada vino, lo que le une a una tierra, a una historia, a unas condiciones históricas y también culturales”.

Corimbo I 2012

Bodegas La Horra

Enóloga: Miriam Marchena Cancho

Bodegas La Horra es el proyecto de la riojana Bodegas Roda en Ribera del Duero, un proyecto moderno, de siglo XXI, que tira partido de uva propia y otra que se explota directamente, además de la experiencia de su bodega madre. Un tempranillo al 100% con crianza de 16 meses en barrica francesa (80%) y americana (20%), este tinto destaca por su entereza a pesar de sus casi seis años, lo que denota su potencial de guarda. Abundante mora y tostados perfilan su nariz, que da paso a una boca carnosa, con nervio y estructura, pero aún con astringencias por pulir.

Nacida en 1982, Marchena forma parte de una bodega sostenible, que cuida el respeto al entorno, la recuperación de viña antigua, el trabajo con los viticultores de la zona, la investigación y la experimentación.

Neo 2010

Bodega Neo

Enólogo: Julio César Conde Delgado

Una bodega con apenas una década de vida, en la que se ha conocido por conjugar el arte del vino con el de la música. Un 100% tempranillo de cepas con más de 60 años que tras vinificarse envejecen durante 20 meses en barricas de roble francés (80%) y americano (20%) y que en esta cata no mostró el nivel que caracteriza a estos vinos. Remarcadas notas animales y a cuero, recuerdos a aceituna, tonos afrutados dieron paso a un pase untuoso y pulido por el paladar. Esta bodega dio sus primeros pasos bajo la dirección de otro enólogo, que probablemente tuvo a su cargo la vendimia de esta añada. Conde es un enólogo con una larga experiencia, y además uno de los propietarios de las bodegas.

Alonso del Yerro 2007

Bodega Alonso del Yerro

Enólogo: Lionel Gourgue

Una bodega con apenas 15 años que le han bastado para dejar huella ascendente en su quehacer ya que algunos de sus vinos han recibido altísitmas puntuaciones de la crítica internacional, gracias a un estudio minucioso de los terruños de la Ribera del Duero para extraer de ellos las mejores cualidades, plasmadas en dos vinos de pago. Uno de ellos es este Alonso del Yerro, otro tempranillo al 100% con crianza de 12 meses en barrica de roble francés. Este tinto tuvo una nariz mucho más compleja y redonda, con recuerdos a guinda en licor, café tostado y trufas, aunque su boca fue aún algo astringente y dejó alguna sensación a humedad.

Lionel Gourgue llegó a Ribera del Duero desde su Burdeos natal en 2006. Su primera cosecha de 2007 se vio truncada por el granizo, que destruyó una parte importante de la cosecha. Más allá de la desilusión, emprendió una búsqueda de la uva “que tenía que ser tan especial como la nuestra”. Un periplo del que aprendió sobre suelos, descubrió sitios y conoció la verdadera Ribera. La experiencia, cuenta, le ayudó a entender e interpretar la DO. Su lema: “A la manera de un pintor que plasma un paisaje en un lienzo, un enólogo ha de reproducir un viñedo en una botella. Para eso lo tienes que entender e interpretarlo lo mejor posible”.  

Alonso del Yerro 2007, un vino que conjuga el carácter y complejidad que ofrece la variedad tempranillo en los privilegiados viñedos de la finca Santa Marta, con la frescura y concentración propios de la añada. Elaborado a partir de una selección de uvas de la variedad tempranillo que crecen en parcelas con gran diversidad de suelos.

 

 

Carmelo Rodero TSM 2005

Bodegas Rodero

Enóloga: Beatriz Rodero

Carmelo Rodero es uno de los grandes referentes de la Ribera del Duero y este TSM fue la primera elaboración en la que participó su hija Beatriz, que siguió la saga enológica familiar tras una cuidada capacitación en Burdeos. La bodega traslada la pasión y conocimiento de la viña a los vinos, que consistemente y en todas sus etiquetas siempre se han situado en lo más alto de la escalera de placer y calidad en tintos de la Ribera. Como sugieren sus iniciales, este tinto ensambla tempranillo (75%), cabernet sauvignon (10%) y merlot (15%) que envejecen un mínimo de 18 meses en barricas de roble francés con menos de dos años de antigüedad. El vino es estructurado, opulento y con carácter, mostrando mucha complejidad en nariz con tonos a fruta oscura, balsámicos, regaliz, enebro, toffees, vainilla, y puntos torrefactos y tostados. En boca es muy carnoso, con mucha fruta, taninos firmes y sapidez. Solo se elabora en añadas de máxima calidad.

Nacida en 1982, tras obtener un título de Ingeniería Técnica Agrícola de INEA, en Valladolid, Beatriz estudió enología en la Universidad de Burdeos tras lo cual ha desarrollado su carrera en España, Francia y Sudáfrica, tras lo cual se convirtió en directora técnica de la bodega de su padre.

 

 

 

 

 

 

 

 

Del resto tinto, la mayoría de los vinos apostaron al perfil de la tempranillo en solitario, una variedad que alcanza su cénit en la Ribera del Duero y que en la selección procedió muchas veces de viñas muy viejas. Entre los corazones millennials laten también con fuerza los de jóvenes damas del vino, algunas también responsables de pasar el timón generacional en sus bodegas familiares.

No son éstos y éstas los únicos millenials. Hay muchos y muchas más que con sus vinos anticipan que el futuro en copa de Ribera del Duero es más que promisorio.

Estos elaboradores de las generaciones X y Y fueron los protagonistas de una cata de doce referencias que mostraron una amalgama de pareceres sobre la expresión del terruño, la uva y la mano del hombre. La calidad, la pasión, las ganas de hacerse irrepetibles, de innovar, sorprender, entusiasmar y su gran apego a la tierra guían sus proyectos. 

Alberto Tobes, Responsable del Servicio de Experimentación de Ribera del Duero, dirigió la cata de doce referencias, que escriben la historia más reciente de esta denominación de origen. Once vinos tintos y un rosado, una elección algo inusual ya que según explicó Tobes, en Ribera del Duero los vinos rosados nunca se han promovido mucho por ser vinos que siempre se han visto como proyectos personales de los bodegueros. No obstante, al los rosados estar ahora tan de moda y haber un deseo de los consumidores por los rosados de la Ribera, se están dando a conocer más, como un término medio.

 

 

Algunos no habían nacido cuando la Ribera del Duero nació como denominación de origen vitivinícola en la década de los ochenta, y otros apenas eran niños cuando empezó a despuntar en la de los noventa y los albores del siglo XXI. Pero hoy son quienes la conducen a su próxima etapa, y por ello fueron los protagonistas de una cata magistral que el CRDO Ribera del Duero condujo en Madrid Fusión. 

Esta joven generación sigue a los forjadores de la denominación con más peso en Castilla y León, que, con un estilo agarrado a la tradición, fueron dando a conocer sus históricos tintos de tempranillo con una vocación de carácter y esencia, y mucho también de experiencia e intuición. Tras ellos comenzó a aparecer otro conjunto de elaboradores, una nueva generación de hijos oriundos o adoptivos de la Ribera, muchos educados fuera de España, una vivencia que les llevó por el sendero de elaborar vinos con carácter y sentido de origen, pero domados y un estilo más fino.

Los primeros, baby boomers y pre-baby boomers. Los segundos, la generación X, nacida entre mediados de la década del 1960 e inicios de la del 1980s. A ellos les empieza a suceder la generación millennial, o generación Y (nacidos entre fines de la década de 1970 y mediados de la de 1990), una que en muchos casos aún convive con las anteriores para dar a conocer su visión de lo que entienden son los vinos de la Ribera del Duero y su porvenir más próximo.

 

Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos: CRDO Ribera del Duero (C)